Skip to content
Miss Tipsi

Cómo insonorizar tu local de hostelería cumpliendo con la normativa

España es uno de los países más ricos en  bares, restaurantes y cafeterías, en donde muchas personas disfrutan con familia y amigos de la comida y el ambiente. Nos encanta cuando las terrazas están llenas de gente y se respira vida en la calle, pero ¿qué pasa si el ruido de un local afecta a los vecinos? Esto puede acarrear quejas, multas e incluso un cierre del local, por lo que es importante tener en cuenta la normativa vigente según tu ciudad. A continuación te explicamos todo lo que tienes que saber sobre la normativa de insonorización acústica para bares, restaurantes y cafeterías.

 

Normativa vigente para la hostelería

El objeto de esta normativa es prevenir, vigilar y corregir la contaminación acústica que afecta tanto a las personas como al medio ambiente, protegiéndolos del ruido y las vibraciones procedentes de actividades relacionadas con la hostelería. Esta normativa se rige por las ordenanzas municipales de cada ciudad, por lo que te aconsejamos que siempre la revises a la hora de insonorizar tu local de hostelería. También puedes consultar aquí el resto de normativas que aplican en tu bar, restaurante y cafetería. 

En términos generales, existen unos niveles de aislamiento acústico en función de la actividad de tu negocio, la zona en la que se encuentre tu local -si es residencial, industrial o sanitaria-, y del municipio en el que te encuentres, el cual debes cumplir para obtener la licencia de apertura. 

En cuanto al nivel de decibelios, no se podrá superar en ningún caso los máximos establecidos.

  • 45 decibelios durante el día con las ventanas cerradas en la sala de estar. 
  • 35 decibelios durante la noche con las ventanas cerradas en la sala de estar. 
  • 40 decibelios durante el día con las ventanas cerradas en el dormitorio. 
  • 30 decibelios durante la noche con las ventanas cerradas en el dormitorio.

 

 

Sanciones por lo cumplir la normativa

Para que los locales puedan desarrollar su actividad con total normalidad deben tener un correcto aislamiento acústico de acuerdo con la normativa vigente. De no ser así, pueden incurrir en sanciones en función del grado de los decibelios superados.

  • Se considerará sanción leve si sobrepasas 4 los decibelios, con una multa asciende a 400€
  • Se considerará sanción grave si se sobrepasa más de 7 decibelios el máximo permitido, pudiendo llegar a los 12.000€ de multa.
  • Se considerará sanción muy grave si se supera en más de 10 decibelios el máximo permitido, pudiendo imponer multas de hasta 300.000€.

 

AdobeStock_80234536

 

 

¿Qué materiales usar para el aislamiento acústico de mi local?

Para llevar a cabo de la mejor forma posible el aislamiento acústico de tu local, te recomendamos que lo realices en el momento de la construcción o reforma del local para evitar obras a posteriori. En función del tipo de aislamiento que necesites, serán necesarios distintos materiales. 

  • Paneles absorbentes: su capacidad es absorber la mayor parte de la onda sonora que reciben. Los principales materiales que los componen son espuma de polietileno, fibra de poliéster y auto extinguible con forma de pirámide. Los paneles son recomendables para colocarlos en techos, paredes y como las que den a la calle o edificios colindantes.
  • Membrana acústica: es una lámina asfáltica flexible que controla el ruido en frecuencias bajas de elementos constructivos y mejora el aislamiento del ruido, cuya flexibilidad es uno de sus puntos favorables. 
  • Techos: en algunos locales se puede llegar a colocar falsos techos, dejando una cámara de aire en su interior con la finalidad de insonorizar el local. 
  • Cámaras de aire: son espacios que quedan entre dos muros cuando se construye un edificio. Se pueden rellenar materiales como perlas de poliestireno para conseguir una buena insonorización acústica. 
  • Ventanas: existen muchos tipos de ventanas para aislar el ruido. Un buen método sería la instalación del doble acristalamiento ya que permite que el ruido no salga del local. 
  • Puertas acústicas: las hay de diferentes materiales, como la madera, el metal o el cristal, los cuales impiden en gran medida el paso de las ondas sonoras hacia el exterior.
  • La lana de roca o lanas minerales es un tipo de lana fabricada con roca volcánica, se utiliza tanto para el aislamiento del ruido, como para el aislamiento térmico, e incluso para frenar el fuego en caso de incendio.

Es importante que te dejes aconsejar por profesionales, ellos te indicarán mejor cuáles son los materiales que se ajustan a tus necesidades para cumplir con la normativa vigente de aislamiento acústico  en función de la actividad de tu negocio.

 

AdobeStock_78815729

 

 

Beneficios de un buen aislamiento

  • Tener tu local de hostelería insonorizado te dará tranquilidad, puesto que estarás desarrollando la actividad de tu negocio sin perjudicar a las personas que viven a tu alrededor, y así evitarás las molestias ocasionadas por el ruido que generes. 
  • Podrás generar un ambiente tranquilo en el caso de que tu local esté ubicado en una zona de ruido externo, ya que este no se podrá colar en el establecimiento.
  • Los vecinos y clientes visitarán más tu local, ya que se sentirán más cómodos en un espacio en el que se pueda disfrutar de la comida y de una buena conversación.

 

insonorizacion_restaurante_beneficios

 

avatar

Miss Tipsi

Somos un equipo pequeño de apasionados de la enriquecedora cultura gastronómica española. Conocedores de lo duro que es la industria, nuestra misión es ayudarle a todo hostelero sacarle más rentabilidad y tiempo libre de su negocio.